lunes, octubre 21, 2002

Spielberg

Yo defiendo que Steven Spielberg es uno de los grandes directores norteamericanos del XX y tal vez del inicio del XXI; el que convierta en oro todo lo que toca, el que sea una máquina de hacer dinero, no deberían ser elementos en su contra (aunque en la práctica, fatalmente, lo sean). Spielberg es un extraordinario creador que además cuenta con la excepcional ventaja de disponer de la poderosa tecnología hollywoodense y su tremendo potencial económico; su paso por el cine serio (Salvad al soldado Ryan, La Lista de Schindler) ha dado a sus espléndidas fantasías últimas (IA, Minority Report) un inquietante fondo sombrío y aún tenebroso.
Salamanca papers

Esto de los papeles de Salamanca es como el Guadiana: aparece y desaparece. Ahora vivimos un momento en el que el asunto vuelve a estar bajo los focos; en algún medio de comunicación audiovisual público catalán le han dedicado algún que otro generoso espacio. ¿Cuánto hace que los dichosos papeles están en Salamanca? Desde lo más remoto de la época franquista, me imagino ¿porqué tan sólo empezó a insistirse sobre ello hacia mediados de los noventa? ¿porqué este asunto tan pronto se adormece como vuelve de pronto a enarbolarse enérgicamente? ¿porqué un asunto tan vital para la dignidad del pueblo catalán no se reivindicó de manera contundente durante los años 1993-2000, época de minorías parlamentarias en Madrid con apoyo convergente?

Yo creo que esos papeles deben volver a Cataluña, que es donde deben estar; me parecen flojos los argumentos contrarios (como que se destruiría la unidad del archivo, lo que perjudicaría el conocimiento integral de la guerra, etc); ahora bien, me parece sacar un poquito las cosas de quicio el enfoque que se está haciendo al reivindicar los papeles: meter de por medio a Raimon y su célebre diguem no, por ejemplo, asi como insinuar paralelismos entre los años oscuros del franquismo y la actual etapa pepera.

Por otra parte, me sorprende gratamente este súbito y masivo interés popular por la historia.